jueves, 19 de enero de 2017

SEGUNDA VENIDA APOCALIPTICA. SECCIÓN. LIII (53)


CONTINUACIÓN DE LA SECCIÓN LII (52)
apocalipsis 1:20
Apocalipsis ya no es un misterio, (ver. 3) Bienaventurado el que lee, y lo que oye las palabras de está profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca. Las cosas reveladas en este libro se refiere a la gran “Babilonia” la “Ramera” el misterio de la Mujer o a la Bestia que va vestida de escarlata y purpura. 

No olvidemos que la mujer representa a una iglesia, en el contexto bíblico. (Apoc. 17:7-9). Tiene que haber una predisposición sana y sin prejuicios para saber la verdad. El libro de Apocalipsis es un llamamiento personal que se nos realiza a usted y a mí para que proclamemos un mensaje apocalíptico que utilice métodos y perspectivas realistas del siglo XXI, y que sirva como base para el futuro si Cristo no ha venido antes. 

Tanto el libro de Daniel y el de Apocalipsis es un llamado procedente de Jesús él Mesías, para que oigamos lo que tiene que decir el Espíritu Santo a las iglesias. Juan compara las siete estrellas con las siete iglesias (ver. 16, 20) La mano representa el poder de Dios para sostener las iglesias. 
 
Las estrellas “es un símbolo que representa a los ángeles, pero también a las iglesias. “En el cercano Oriente los hombres se guiaban por las estrellas en el desierto, hoy día hacen lo mismo, luego ellos crean que las estrellas regían su destino”. Los símbolos de Apocalipsis también son llamados “señales” (ver cap.12:1 y 15:1). 

Luego las estrellas representan a las iglesias. Las iglesias de Asia Menor son escogidas por varias razones que son evidentes para el lector. Primero esas iglesias eran las más destacadas de las que existían, y Jesús las eligió con propósitos universales, no simplemente localistas. 

Anteriormente hablamos del numero siete como numero perfecto dentro del contesto Bíblico. Esto se debe a que el numero siete en toda la biblia significa totalidad, y las 57 veces que se lo menciona en el Apocalipsis igualmente simboliza totalidad. De ahí que estas siete iglesias representan a la iglesia total de Cristo en todas las épocas. 
 
En segundo lugar, el libro de Apocalipsis en su totalidad está dirigido a los miembros de las siete iglesias (Apoc. 22:16) En tercer lugar, hay pasajes que presenta eventos que afectan al mundo, y que son eventos que llega hasta la venida de Cristo. 

En cuarto lugar, también afectaban a las iglesias en tiempos del apóstol Juan, ya que se avecinaba la persecución en su primera fase. El quinto lugar, los siete mensajes finales está señalando un énfasis en el juicio que empezó en el año 1844, pero que este abarca hasta el juicio final, donde se juzgara a los muertos que resucitaran en la segunda resurrección. 
Maranata.
Luis José de Madariaga.
http://meditacionesmatinales.blogspot.com 
http://lecciones-biblicas.blogspo.com
http://judaislacris.blogspot.com
http://historiaybiblia.blogspot.com
http://segunda venida apocalíptica
http://viajes a través del tiempo y del espacio 

domingo, 1 de enero de 2017

SEGUNDA VENIDA APOCALIPTICA. SECCIÓN. LII (52)


CONTINUACIÓN DE LA SECCIÓN LI (51)
Apoc. 1:20. Ya dijimos anteriormente que el Apocalipsis no es un misterio (Gr. mustérion, es un libro rebelado que con oración y fe se puede entender. 

Si buscamos ideas preconcebidas donde no las hay las encontraremos. En la antigüedad, hace pocos años, los monjes y otras sectas católicas cuando uno ingresaba en esa orden todo era un “misterio”; esto se lo enseñaban a los iniciados de una religión (ver Rom. 11:25) 

Hay un limite donde termina los recursos del hombre.-El deber y el privilegio de todos es usar la razón hasta donde puedan llegar las facultades limitadas del hombre; pero hay un limite donde debe terminar los recursos del hombre. Hay muchas cosas que no pueden ser resultas por el intelecto más poderoso ni discernidas por la mente más penetrantes. 
La filosofía no puede discernir los caminos y las obras de Dios; la mente humana no puede medir lo infinito. (Job 38). Los entendidos podían entender la palabra según según Cristo cuando se dirigió a sus discípulos, que le era “dado saber los misterios del reino de los cielos” pero no a la multitudes.(Mate. 13:11) 

Pablo habla de la resurrección como de un “misterio” (1º Cor. 15:51), y con frecuencia también se refiere a la misma forma al plan de la salvación mismo. (Rom. 16:25-26). Los judíos da a está expresión un matiz especial ya que aparece en un pasaje del Manual de disciplina de los esenios de Qumrán (Siglo VII d.C. Hay otros que dicen que son del siglo II a.C. Año 70). 

Hay una frase que consta en el documento que dice: “La luz de mi corazón penetra el misterio que ha de ser” (IQS xi. 3; en Millar Burrows, The Dead Sea Scrolls, p. 387). Entendemos que en las religiones paganas que se adoraban a las imágenes de talla, de Hierro o de Piedra se hablaba de misterios, porque aun ellos no lo entendían. 

El Apocalipsis no es un misterio, es un libro revelado para que los hombres lo entiendan; al igual que el libro de Daniel. Daniel cierra el libro hasta el tiempo del fin, y Juan abre el libro en el tiempo del fin. 

Ahora bien, el “misterio que se aplica aquí a la siete “estrellas, símbolo que asta este momento no se ha explicado; y este símbolo se denomina “misterio” ¿”misterio” para quien? ? 

Ahora a Juan se le revela este misterio. Este símbolo oculto durante tantos años está a punto de rebelarse. Pero solo los que están dispuesto a humillar su corazón ante Dios y reconocer con sencillez las cosas que en este libro están guardadas.

Maranata
Luis José de Madariaga.
http://lecciones-biblicas.blogspot.com
http://judaislacris.blogspot.com
http://meditacionesmatinales.blogspot.com
http://historiaybiblia.blogspot.com
http://segundavenidaapocaliptica.blogspot.com
 
Este blog no se emitira hasta el dia 20 de Enero.  Por viaje.

martes, 13 de diciembre de 2016

APAOCALISIS.SEGUNDA VENIDA. SECCIÓN LI (51)


CONTINUACIÓN DE LA SECCIÓN XLIX (50)
Su pelo era blanco blanco. Si a nivel humano percibimos la blancura, imaginemos lo que Juan pudo ver, un blanco puro, un rostro brillante, creo que no hay palabras para describir tal resplandor. 

Juan hace una descripción de la figura de Cristo, sus pies como Bronce bruñido: El diccionario griego no esta muy bien definido Gr. jalkolíbanon, podría ser un metal al oro limpio, luminoso, radiante, Refulgente, un brillo que puede cejar a un hombre, pero que Juan lo pudo ver, ya que estaba bajo la protección Divina. 

El hombre no puede mirar al sol en pleno día, ya que su luz le cegaría. En cuanto a las estrellas en su diestra. La mano representa el poder para sostener no solo el concepto del Universo, sino a todo lo creado por él. 

Las estrellas en su mano, no solamente representa a los ángeles, o los mensajeros enviados a las siete iglesia, como veremos en el verso 20. 

El poder de Cristo, que obra constantemente en su iglesia. Juan ve algo que le llama la atención. Una espada aguda de dos filos. 

Poco se habla de este tema, pero hay un comentario que a mi juicio lo deja claro. Dicho comentario dice: En Griego romfáia dístomos, literalmente es una “espada de dos bocas”. La romfáia era una espada grande y pesada (ver foto) que tenía dos filos. 

La LXX la describe como la espada que Dios coloco en el Edén (Gén.3:24; 1º Samuel 17:51). Y la que tenía Goliat. 

La frase “espada de dos bocas” es sin duda un semitismo aunque aparece en el siglo V a.C en las piezas teatrales de Eurípides; sin embargo se habla mucho antes y la encontramos en el AT, donde la frase equivalente en hebreo es pi jéreb “boca de espada” (Gén 34:26; 2º Sam.15:14). 

El autor de los jueces (posible Samuel, según el Talmud Baba Bathra, por el año 1400-1050 a.C. Aproximadamente.) Cuenta la historia de que “Aod que se hizo una espada de dos filos o dos bocas” (Jueces 3:16), Y en prov. 5:4 también se habla de una jereb pioth, “una espada de dos bocas” o “espada de dos filos”. 
Maranata
Luis José de Madariaga.
http://lecciones-biblicas.blogspot.com
http://judaislacris.blogspot.com
http://meditacionesmatinales.blogspot.com
http://historiaybiblia.blogspot.com
http://segundavenidaapocaliptica.blogspot.com 


domingo, 27 de noviembre de 2016

APOCALIPSIS. SEGUNDA VENIDA APOCALIPTICA. SECCIÓN L (50)


CONTINUACIÓN DE LA SECCIÓN XLIX (49)
Apocalipsis 1:14-20
En el contexto Cristo glorificado se presenta a Juan con esplendor celestial, y se le presenta como un ser humano pero glorificado. 

Aunque Cristo es eternamente preexistente en su condición de segunda persona de la Deidad y siempre lo será, tomó sobre sí la humanidad por toda la eternidad (ver. Pp 894-896). En cuanto al vestido largo, es símbolo de dignidad. Apoc. 1:14-16. 

Y su cabeza y sus cabellos eran blancos como la lana blanca, como la nieve; y sus ojos como llama de fuego. Y sus pies semejantes al latón fino, ardientes como un horno; y su voz como ruido de muchas aguas. 

Y tenía en sus diestra siete estrellas, y de su boca salía una espada aguda de dos filos. Y su rostro era como el sol sol cuando resplandece en su fuerza.

El apóstol Pablo dice y con mucha razón lo siguiente: “Conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos” (Rom.13:11). 

Si hay en la tierra la más urgente necesidad de comprender las profecías Bíblicas es ahora. Los grandes sucesos están por llegar, y las siete iglesias nos da una visión panorámica del pasado y del futuro. 

Vemos una tensión entre el pasado el presente y el futuro en el mismo nucleico de la visión profética. Y en ella esta la clave para entenderla. Dios dice a Juan: Escribe las cosas que has visto, y las que son, y las que han de ser después de estas. El que existe por sí mismo y es inmutable hace esta declaración. 

Estas son afirmaciones admirables, solemnes y significativas. Aquel que es la Fuente de toda misericordia y de todo perdón, de toda paz y gracia, el que existe por sí mismo, el Eterno e inmutable, fue quien visitó a su siervo desterrado en la isla llamada Patmos (MS.81,1900. 

Debemos estudiar concienzudamente las siete iglesias y entender su mensaje, es de vital importancia para comprender el verdadero mensaje del apocalipsis. Los siete candelabros son las siete iglesias. 

La siete iglesias son las primeras de una serie de “sietes” que se encuentran en apocalipsis. Y debemos de entender que Juan nos esta indicando una cadena profética. Juan compara a la siete iglesias con las siete estrellas, sostenidas en la mano derecha del Hijo del Hombre.
Maranata
Luis José de Madariaga.
http://lecciones-biblicas.blogspot.com
http://judaislacris.blogspot.com
http://meditacionesmatinales.blogspot.com
http://historiaybiblia.blogspot.com
http://segundavenidaapocaliptica.blogspot.com

martes, 15 de noviembre de 2016

APOCALIPSIS LIBRO PRIMERO .SECCIÓN XLIX (49)


CONTINUACIÓN DE LA SECCIÓN XLVIII (48)
Esto puede verse en sus expresiones idiomáticas, es posible que huiós anthropou, “hijo de hombre”, sea una de éstas. Luego “hijo de hombre significaría simplemente “ser humano”, “hombre” (ver Dan. 7:13). Hijos de la resurrección.

Es una expresión idiomática hebrea trasladada al griego, y paralela con la frase "hijos de Dios". Hay otros ejemplos, “los hijos de la resurrección” son, personas resucitadas (Luc. 20:36) El mismo poder que les dio la vida, volverá por segunda vez la vidas.

Así también “los que están de bodas” (Mar. 2:19) son los convidados a las bodas; los “hijos de este siglo” (Luc.16:8) son los que viven para este mundo; los “hijos de ira” (Efe. 2:3) son los que acarrean el castigo por causa de sus malas obras, son comparados con los “hijos de Belial” (1º 21:10, RVA son personas malvadas, despreciables, que están mas en el mundo que en las cosas de Dios.
Hemos dicho anteriormente que el Griego no tiene el articulo definido. Cuando Juan hace referencia al Hijo del Hombre en Gr. huiós anthrópou. Es una traducción exacta del kebar 'enash del idioma arameo (Dan. 7:13) y aquí tiene el mismo significado 

Luego el kebar 'enash se puede por lo tanto, aplicar a huiós anthrópou, porque en el apocalipsis 1:11,18 que Aquel que se hace referencia, como en Dan.7:13, es a Cristo. [Luego el titulo el Hijo del Hombre”, con el articulo definido se usa 80 veces NT. Para referirse a Cristo. 

En Griego hay sólo dos caso que aparece: Apocalipsis 14:14 que es una clara alusión a Daniel 7:13, y en Juan 5:27, donde se declara la humanidad de Cristo. Juan esta contemplando a Cristo en visión por primera vez. 

Aunque Juan escribió el Apocalipsis en griego, su manera de expresarse a menudo es la de su arameo paterno. Otro punto que quiero dejar claro es la aparición de Cristo a Juan.
Cuando Jesús se manifestó a Juan con resplandor celestial se presentó con la semejanza celestial, pero se le presento también con la semejanza de un ser humano. 

Aunque Cristo es eternamente preexistente en su condición de segunda persona de la Deidad y siempre lo será, tomó sobre sí la humanidad para toda la eternidad. 

En sus manos estará la señal del precio pagado por el hombre.

Juan recurre a Daniel 7:9, para describir la majestad de Cristo. Un Vestido blanco como la lana, pero más blanco todavía. En cuanto al pelo blanco, también hace referencia a la lana más blanca. Hace un par de semanas que falleció el padre de un amigo mio. Hacía cuarenta años que no veía, entre su barba blanca y su pelo blanco, no lo reconocí hasta que estuve frente a Él.
Maranata
Luis José de Madariaga.
http://lecciones-biblicas.blogspot.com
http://judaislacris.blogspot.com
http://meditacionesmatinales.blogspot.com
http://historiaybiblia.blogspot.com
http://segundavenidaapocaliptica.blogspot.com 

domingo, 30 de octubre de 2016

2-SEGUNDA VENIDA APOCALIPTICA. SECCIÓN XLVIII (48)


CONTINUACIÓN DE LA SECCIÓN XLVII (47)
 Apoc.1:12-20
En esta visión el candelabro esta presente en la siete iglesias, y en medio de él caminaba Cristo. 

Esto nos indica que Dios no había dejado a su pueblo abandonado a su suerte, o para que soportara el tormentoso curso de su historia sin la protección de Dios. 

 Cierto es que Dios aun está con su pueblo, como la shekinah estaba con su pueblo en la antigüedad. Y la promesa era “andaré entre vosotros [...]” (Lev. 26:12).

Las últimas palabras de Jesus antes de su ascensión contenía la misma promesa: “He aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” (Mat. 28: 20). La columna que guiaba a Israel durante su caminar en el desierto era la shekinah, como la zarza ardiente (Exo. 3). 

La presencia del Hijo del Hombre, con ojos como “llamas de fuego” (Apoc. 1:14). Lo que esta indicando es que su presencia es continua al rededor de su iglesia (cf. 1º Cor.1:18). 

En el Santuario hecho en el desierto y en el lugar Santo estaba el candelabro de oro de sietebrazos (Exo. 25: 31-37). 

Dicho sea de paso: cada brazo tiene un significado dentro de la Torah. Cierto es, que el candelabro que estaba en el lugar Santo no era el mismo que vio Juan, este candelabro era diferente, estaba representado por siete candelabro, y Cristo se paseaba. 

El símbolo es el mismo, todos ellos representaba la luz de Cristo al mundo y su cuidado por su iglesia (Apoc. 1:13; 2:1). Se dice específicamente que esto “siete candeleros” que representa a las siete iglesias en la tierra durante los diferentes periodos de su historia, y por lo tanto no deben ser considerados como el equivalente celestial del candelero de siete brazos del antiguo santuario terrenal. 

En cuanto a los brazos del candelabro estos son algunos de su significado. En cuanto a los brazos el significado es: En el centro representa el Espíritu de Jehová. 2 y 3- Representa el Espíritu de Sabiduría y de Inteligencia [Son los brazos que se encuentra a cada Lado del que está en el centro respectivamente]. 4 y 5 


Es el Espíritu de de Consejo y Poder [ a los que se ubican en el centro de cada lado respectivamente] Y por último 6 y 7 es el Espíritu de Conocimiento y Temor de Jehová [los que se encuentra a cada extremo de candelabro] Isa. 11:2. Existe otra interpretación, según los Judíos: de izquierda a derecha: 1- La Pascua, 2 Panes sin levadura, 3 las Primicias, 4 Centro, Pentecostés; 5 Las trompetas; 6 Día del Perdón; 7 Los Tabernáculos.
Maranata
Luis José de Madariaga.
http://lecciones-biblicas.blogspot.com
http://judaislacris.blogspot.com
http://meditacionesmatinales.blogspot.com
http://historiaybiblia.blogspot.com
http://segundavenidaapocaliptica.blogspot.com 

miércoles, 5 de octubre de 2016

SEGUNDA VENIDA APOCALIPTICA SECCIÓN XLVII (47)


CONTINUACIÓN DE LA SECCIÓN. LXVI (46)

Apoc. 1:12-20. Y en medio de los siete candeleros, uno semejante al Hijo del Hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por los pechos con una cinta de oro.

¿Quien es este Hijo de Hombre? En griego tiene un significado especial. Gr. huiós anthropou. Debemos de tener en cuenta que el texto griego no tiene el artículo definido.

Que significado tiene el Candelero. Tenemos que retroceder en el tiempo al Exodo, cuando Dios dio las instrucciones para hacer el Santuario. Comprender el Santuario, es comprender lo que Dios quiere para su pueblo, y de aquellos que quieren saber más de él. 

Dentro del contesto Bíblico y dependiendo el tiempo y su historia, tiene un significado dentro de su contesto. En el tiempo de Moisés y dentro del lugar Santo, el Candelabro representa al Espíritu Santo o el Espíritu de Jehová. Juan hace referencia al Hijo del Hombre. (ver.13)

Es una traducción exacta del kebar 'enash del arameo (ver Dan.7:13). Literalmente como hijo de hombre. Según el uso arameo, la frase podría traducirse: “como hombre”
(Hans Bauer y Pontus Leander, Grammatik des Biblisch-Aramäsche [Halle, 1927], p. 315 d).

Ha algunos eruditos que han creído que tal traducción disminuye la majestad de nuestro Redentor, lejos esta de la realidad. La frase “hijo de hombre” indudablemente es algo indefinida. Sin embargo, tiene mucho significado.

El arameo, así como otros idiomas antiguos, omiten el artículo cuando se requiere dar énfasis a la calidad y lo usan cuando se desea recalcar la identidad.  

El orden normal de la narración profética es que el profeta primero describe lo que ha visto, y luego se ocupa de la identidad.

Y en este contesto tiene el mismo significado que el de Daniel. Lo que se comenta de kebar 'enash se puede, por lo tanto, aplicar a huiós anthropou, pues sabemos por el libro del Apoc. 1:11, 18 que Aquel a quien se hace referencia, como en Dan, 7 es a Cristo.
El título

 “el Hijo de Hombre”, con el artículo definido, se usa 80 veces para referirse a Cristo él en el NT, 
 mientras que la expresión “Hijo de Hombre”, sin el articulo definido, se usa para él en el NT en griego sólo en otros dos casos: Apoc. 14:14, y en Juan 5:27, donde se recalca la humanidad de Jesús.

Hay otro punto a tener en cuenta: Juan escribe el Apocalipsis en griego, pero su manera de expresarse a menudo es la de un arameo materno (idioma que hablaba los judíos, en la época de Cristo).
Maranata
Luis José de Madariaga.
http://lecciones-biblicas.blogspot.com
http://judaislacris.blogspot.com
http://meditacionesmatinales.blogspot.com
http://historiaybiblia.blogspot.com
http://segundavenidaapocaliptica.blogspot.com